Haz de tu cuarto tu área de trabajo

publicado en: Blog | 0

Un cuarto es un espacio en donde uno puede ponerse cómodo, ver la televisión e incluso aislarse del resto de la gente. Es por esto que no podemos dejar de lado su arreglo; no se trata de solo mantenerlo en orden, como cuando una mamá regaña a su hijo por tener todo fuera de su lugar. Se trata de nuestro lugar de descanso, en donde podemos hacer diversas cosas además de dormir y relajarnos. Se trata de nuestro propio espacio.

Existen diversas maneras de decorar nuestro cuarto, pero antes de llegar a esta parte, debemos tomar en cuenta qué elementos son básicos en una habitación. Comenzaremos dando por sentado la cama y el buró. Ahora pensemos que necesitamos un espacio en donde guardar nuestra ropa, el cual puede ser un closet o una cajonera, cuya ventaja es que permite encontrar más fácilmente nuestras prendas, pero incluso podemos disponer más que de un closet, de un espacio en donde colgar nuestra ropa, y esto es algo que debemos tomar en cuenta, pues si nuestro cuarto es pequeño, quizás lo mejor sea no tener un closet como tal, sino simplemente un espacio para colgar todo.

Otro elemento básico es una mesita de trabajo, porque aceptémoslo: aunque lleguemos cansados, siempre es agradable poder escribir o realizar cualquier proyecto o asunto personal en una mesa, por pequeña que esta pueda ser.

Una lámpara es un elemento imprescindible, ya que siempre hace falta iluminación y a veces no requerimos de la de la lámpara de ilumina toda la habitación. Buscar un diseño agradable de esta, nos permitirá sentirnos más cómodos.

Necesitamos también, de un espacio para la tecnología, para empezar para nuestra televisión, misma que debemos procurar mirar de frente para evitar lastimarnos el cuello, por ejemplo. También necesitaremos una repisa en donde colocar nuestros papeles personales, así como elementos de lectura como algún libro, ya que siendo honestos, siempre tenemos algo que guardar, ya sea para leerlo o para utilizarlo en algún asunto necesario.

Y así podríamos continuar con elementos para nuestro uso personal, pero si nos damos cuenta, solo hemos mencionado cosas básicas, y quizás ese es el toque de un buen cuarto: mantener lo básico y primordial, aspecto que nos da lugar para colocar otras cosas o incluso para generarnos la sensación de mayor espacio y orden.
Cada quien tiene su cuarto, ¿ya sabes cuál es el tuyo?

Dejar una opinión